¡Hola mundo!

Buenoooooo!!!!!! HOLA MUNDO LIMONEROOOOOOOOO! Nunca mejor dicho!!!!! ha costado lo suyo, pero aquí estoy otra vez currando como siempre.

Déjame que te cuente: esta vez el proyecto de La Factoría Limonera va más allá! Estos dos años de impasse, de haberme metido para adentro fueron, a nivel personal, de lo más “curioso”. Prefiero utilizar esta palabra, y escoger mirar con esperanza al horizonte, y respirar esperando todo lo bueno que va a llegar.

La Factoría es un cúmulo de cosas, de experiencias personales, de necesidades. Es todo lo que necesito en esta etapa de mi vida, SENTIRME BIEN. He decidido compartir todo lo que sé, todo lo que hago, todo lo aprendido, por que créeme, fueron dos años que cuentan como 20. Duros y enriquecedores al máximo.

En cada módulo del proyecto, te aporto todas las técnicas que me sirvieron para superar lo peor, y para optimizar lo mejor de mis experiencias. Pero no quiero decirte más, prefiero que chafardees a tu gusto y que, con sinceridad, me digas que parte te mola más.

Novedades, muchas, pero esta vez tendremos tienda física (valentía nivel DIOS jijijiji) y además trabajaremos con los peques, para ayudarles a desarrollar su creatividad.

Eso sí, va con todo mi cariño, como siempre desde el inicio hace ya casi 5 años.

Y esta vez, voy a agradecer a la vida, que me permite seguir en pié, con mi familia al lado, todos sanos, y unidos para seguir el camino. Me voy a agradecer a mi misma, haber sido valiente y fuerte.

Por que en esta etapa nueva, he aprendido a respetarme y a quererme, y oh sorpresa, los demás también me quieren y respetan más.

La mesa está servida, te invito a que vengas cuando quieras, aunque sea a conversar

Si quieres chafardear empieza por el principio… PICA AQUI 

y gracias a ti, por estar conmigo y seguir mis locuras, gracias gracias gracias 🙂